Misa “Dulce nombre de María”

...el padre Mauricio Díaz con apoyo del padre Fernando y el seminarista Ricardo Navarrete de una forma muy dinámica para los alumnos nos explicaron la historia de cómo el Arcángel Gabriel llego con María a anunciarle que tendría un hijo el cual llamaría Jesús, fomentando el valor de la humildad y sencillez ella no presumió, no puso condiciones, ni se centro en ella misma, solo siguió la palabra del Señor.

La Iglesia siempre ha querido hacer énfasis en el Nombre de la Virgen, nombre por el cual la invocamos a diario y que el ángel mencionó cuando le anunció su vocación: serás la madre de Dios.

La madre de Dios fue elegida desde antes de nacer por el Señor para traernos la salvación. Esta predilección, hizo que Dios quisiera que la que trajera al mundo al hijo de Dios (Jesucristo) tuviera una Concepción inmaculada, sin pecado original, dentro de una familia santa y también que fuera llamada por el más dulce de los nombres.

El nombre de María, conocido en arameo como Miriam, tiene tres significados: doncella, señora y princesa. Todos estos cumple la santísima Virgen, que permaneciendo doncella concibió a nuestro señor por gracia del Espíritu Santo. La Virgen es nuestra Señora y Señora del universo, siendo coronada como reina por la Trinidad Santísima. La madre del Señor es también princesa, por ser descendiente de la estirpe del Rey David.

María, da su nombre a la congregación de los padres maristas “Este nombre de María que nos denomina, no son los hombres quienes nos lo dieron: Nos llegó del cielo (Padre Colín)”

Celebremos a nuestra patrona con mucho amor, siguiendo sus pasos y enseñanzas.